Sin categoría

Un golpe a la democracia Latinoamericana

Dilma Rousseff fue elegida por 54 millones de votantes

Hoy se dio a conocer la sentencia final para Dilma Rousseff, ex-presidenta constitucional de Brasil, elegida por 54.000.000 de votantes en las últimas elecciones, fue obligada a dejar su cargo debido al voto positivo del Impeachment, “impedimento”, el proceso establece que Dilma deberá dejar la presidencia para darle el lugar a Michel Temer hasta las próximas elecciones presidenciales, las cuales serán en 2018.

Fueron 61 los votos a favor de destituir a Dilma Rousseff, 20 en contra, y ninguna abstención. Las razones por las cuales Dilma fue juzgada y suspendida no fueron jamás aclaradas, se acusó a la ex presidenta de supuestos sobornos con empresas de gran dimesión, cómo Petrobras, pero no se presentaron las pruebas necesarias en su contra para que la justicia pueda decretar fallo alguno.

El PT, Partido de los Trabajadores, gobierna Brasil desde hace ya más de una década, desde su primer triunfo en 2002, cuando Lula Da Silva recibió el 61% de los votos, el candidato con mayor porcentaje de votos en toda la historia del país.

Los sectores de derecha brasileños entendieron qué ya no es viable llegar al poder mediante un golpe militar, tuvieron que recurrir a la concentración mediática, con el medio Globo cómo principal opositor al gobierno del PT, y con la complicidad de la justicia, que por más de tener predisposición para derrocar al gobierno, no pudieron juntar pruebas contundentes para condenar legalmente a Dilma Rousseff, motivo por el cual tuvieron que recurrir al tema de la corrupción, tema que atrajo enseguida a los opositores del PT, o mismo a los que apoyaban al Partido de los Trabajadores pero no se sentían representados con las últimas medidas tomadas por el gobierno de Dilma.

 

La cancillería argentina, mediante un comunicado oficial, mostró su respeto y apoyo hacía Temer, el nuevo presidente inconstitucional de Brasil, y el mismo Mauricio Macri lo recibirá en los primeros días de Septiembre.

A su vez, los presidentes Rafaél Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia) y Nicolás Maduro (Venezuela), comunicaron que sacarán inmediatamente a los embajadores que se encuentran representando a sus respectivos países en Brasil.

Ya fueron por Honduras, Paraguay, Argentina y ahora le tocó a Brasil. El poder concentrado en las clases altas, con blindaje de los medios y de la justicia en servicio del imperialismo está nuevamente adueñándose de Latinoamerica.

Dilma Rousseff, mediante varios comunicados a través de twitter, anunció que no va a quedarse de brazos cruzados ni callada, invita a no dejar de luchar por conocer la verdad, y las irregularidades que hubo detrás del Impeachment.

To Top