Cultura

Un fuerte grito desde el conurbano: ¡La cultura no se clausura!

Se realizó en la ciudad de San Miguel el "Primer encuentro por el reconocimiento de la cultura vida, comunitaria, autogestiva e independente", donde más de quinientos artistas y trabajadores de la cultura le exigieron a las autoridades municipales que dejen de amedrentar y perseguir a la cultura.
La plaza de San Miguel repleta de arte y cultura. Foto: Matías Jovet

Después de más de cuatro meses de organización, se llevó a cabo el “Primer encuentro por el reconocimiento de la cultura viva, comunitaria, autogestiva e independiente”, en la localidad de San Miguel. Más de quinientos artistas y trabajadores de la cultura dijeron presente con el cuerpo, y con lo que nos da la vida, ese amor inmenso por el arte, por la cultura comunitaria independiente y autogestionada.

En San Miguel se vienen dando de manera sistemática, clausuras y persecuciones, a diferentes expresiones y centros culturales. El municipio, comandado por Jaime Méndez, concibe ha dejado claro que concibe a la cultura como una mercancía, no como un derecho.

El colectivo que llevó a cabo la actividad se llama “Artistas y trabajadores de la cultura”, y se reconoce como independiente, autogestivo y comunitario.

Las consignas de la jornada fueron las siguiente:

  • La cultura es un derecho universal.
  • El desarrollo de la cultura es un trabajo colectivo.
  • Los espacios culturales independientes no son comercios.
  • La cultura no se persigue ni se clausura.
  • Las fiestas barriales y el arte callejero no son delito.
  • Por una cultura más feminista y libre de violencias machistas.

 

El día sábado 1 de setiembre se expresó la voluntad de un colectivo que quiere otra cultura, otra forma de vivir, otra forma de compartir con otros, no solamente es posible, sino sumamente necesario.

Un tremendo honor ser parte del colectivo, orgullo trabajar, organizar y sobre todo disfrutar de construir propuestas, denuncia de manera, colectiva, dónde se discute, se interpela, se reflexiona, se habla, se escucha. Ver esa tremenda caravana por las calles de San Miguel y Muñiz, con muchxs compañerxs, llenas de color,  fue una verdadera fiesta. Quedan presentes tres imágenes muy fuertes: Primero las compañeras de seguridad haciendo el cordón y corte en los cruces de calles, tomadas de las manos, bailando, sí bailando, al ritmo de la banda que iba tocando arriba del transportín, tirado por nuestro amado carromato.

Segunda imagen, las pibas de los profesorados, que llevaban la bandera, cantando y bailando a bocajarro, les juro, piel de pollo, mal, justo en ese momento llega Omar Foresti y me dice lo que tenemos que aprender los varones, cuánta razón, hermano.

Tercera imagen, encontrarme con gente a la que quiero mucho, verlas ahí me emociono muchísimo.

Compás de bandas, sonidistas, murgueros, artistas callejeros, compañeros de organizaciones sociales, haciendo el aguante y diciendo presente.

Luego de la caravana, se vino el festival y la radio abierta, dónde se contó todo lo que está pasando, otra fiesta, con un cierre colectivo.

La cultura viva se esta organizando.

 

Por Ricardo Esquivel, músico y docente de la Universidad Nacional de José C. Paz.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top