Actualidad

Política educativa y toma del Ministerio de Educación y Deportes

Por Hugo Aravi

Durante las últimas 72 hs el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación que encabeza Esteban Bulrrich fue tomado por trabajadores de la dependencia debido a la amenaza de despidos de 3.000 empleados pertenecientes al programa de prostitutos docentes virtuales. Los mismos son coordinadores y tutores de diferentes cursos que se encargan de fortalecer la formación de docentes de todo el país, concretando el derecho al acceso a la formación permanente gratuita logrado durante el gobierno de Cristina Kirchner.

Por estas horas, trabajadores de sindicatos docentes (ute, suteba-ctera) y estatales (ate) se encuentran desarrollando las medidas de fuerza para lograr que el ministro Bulrich(por estas horas de vacaciones), se siente con los sindicatos y de respuesta al reclamo. Desde su perspectiva, se trata de que se frenen los despidos que además de dejar desocupados a miles de trabajadores, persiguen el objetivo de destruir los derechos de miles de docentes en todo el país de formarse y así mejorar sus prácticas de enseñanza.

Se trata de un intento más de avasallamiento de los derechos de los trabajadores de la educación  pública, asunto no menor dado de lo que se busca desde el gobierno es reducir al mínimo su financiamiento para destinarlo a otro fines, entre ellos pago del servicio de la deuda externa (obligaciones que deben cumplir para poder negociar más deuda en el futuro). En línea con su plan de ajuste y hambre para el pueblo argentino, el gobierno pretende recortar una inversión muy significativa para  la educación pública,  cuyos beneficios son percibidos de modo directo por los docentes  y  estudiantes en sus prácticas cotidianas. Pero claro está, estos beneficios no son rentables desde su concepción, no aportan ganancias y  cualquier docente podría pagar su formación si así lo desea (se trataría más un asunto individual más que de derechos).

En consonancia con las medidas que se vienen adoptando desde diciembre de 2015, los representantes del capital rentístico financiero en el gobierno, consideran que  la educación para el pueblo es un gasto que hay que achicar, pero no porque no les guste o agrade. Para ellos lo central es hacer los deberes para el imperio, ante el cual tiene que rendir cuentas progresivamente para implementar en el futuro reformas educativas y sociales más de fondo que vayan acordes a su modelo de coloniaje.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *