Opinión

Nuestro lugar en la historia

 

Por Pekke Alanis, 16 años, militante.

Fuimos los jóvenes los que pusimos el cuerpo el 2 de abril de 1982 para recuperar un pedazo de nuestra soberanía, fuimos los jóvenes los que volvimos a poner el cuerpo y muchos de nosotros fuimos torturados, secuestrados y hasta asesinados en la nefasta ultima dictadura cívico militar de 1976 a 1983, fuimos los mismos jóvenes que crecimos durmiendo con la cuna rodeada con el humo de las gomas bajo el canto “Que se vallan todos” allá por el 2001 y también fuimos los jóvenes que vimos a Nestor y Cristina juntar los escombros de un país desde el 2003, fuimos los jóvenes los que pudimos ir a la escuela y mas tarde a la universidad para ser lo que queremos en la vida, fuimos los jóvenes los que nos sentimos interpelados por un gobierno como no nos pasaba desde hace mucho tiempo, fuimos los jóvenes los que vimos como se recuperaba cada hijo y nieto, fuimos los jóvenes que aprendimos a amar a la patria profundamente. Y hoy somos los mismos jóvenes que vemos como todos los días nos arrebatan mas derechos, somos los mismos jóvenes que tenemos que dejar la escuela o la universidad para ganarse el mango para poder comer, somos los mismos jóvenes que somos estigmatizados y hasta a veces detenidos por la policía por no ser el estereotipo que el estado quiere, somos los jóvenes que vemos como el estado tiene presa a Milagro Sala injustamente y es el mismo estado que se llevo a Santiago Maldonado que aun sigue desaparecido, somos los mismos jóvenes que no queremos perder conectar igualdad, el progresar, la asignación, las miles de escuelas y las tantas universidades construidas durante 12 años y cada uno de los derechos que recuperamos, como tampoco queremos que nuestros abuelos se queden sin sus medicamentos o nuestros viejos sin laburo o que allá un nuevo pibe en la calle y que vuelva a sentir que su vida no vale ni dos pesos.

Los jóvenes somos las semillas de cada pibe que nos arrebato el estado y también de cada piba que nos arrebata el patriarcado, somos las semillas de los que nos incluyeron y también de los que hoy nos dejan afuera de su proyecto de país, lo somos porque por todo lo que vivimos, por cada una de las cosas que pasamos sabemos que no tenemos que aflojar, sabemos que hay muchas mas batallas por dar y que podemos construir la patria que soñamos si luchamos por defender cada uno de nuestros derechos, si luchamos por cada injusticia que soportamos todos los días, si luchamos contra el enemigo que es el neoliberalismo que nos gobierna y no el pibe que se nos sienta arlado en el bondi, ni el que piensa distinto, ni el que camina con gorrita por la calle, ni el que cree en las mentiras que dice la tele. Los jóvenes somos las ideas vivas de aquellos jóvenes que no dejaron ser.

“Mientras tengan esperanza son invencibles”

 

 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top