Opinión

Más motivos para preocuparse que para festejar

Los trabajadores argentinos se encuentran en una constante recesión, producto de las políticas del gobierno de Mauricio Macri. Pero no son ellos el único sector afectado, grupos empresarios también denunciaron su preocupación por la situación política y económica del país. Otro 1 de mayo con más motivos para preocuparse que para festejar.

Nuevamente, los argentinos y argentinas nos encontramos con un 1 de mayo sin motivos para festejar. Es difícil decir “Feliz día del trabajador” y no pensar en los trabajadores del hospital posadas, en los docentes, en los investigadores del CONICET, en los más de tres mil periodistas despedidos, y en tantos otros más de una lista que parece interminable.

Hace más de dos años que los trabajadores y trabajadoras vivimos en un estado de incertidumbre constante. Las políticas del gobierno de Mauricio Macri nos han puesto en alerta, pero también, y aunque costó, logró volver a movilizar al pueblo argentino en unidad, dejando de lado separatismos partidarios o ideológicos, porque el enemigo es claro: la derecha que gobierna al país y a la Provincia de Buenos Aires.

¿De qué hablamos cuando hablamos de “las políticas del gobierno de Macri”? Hablamos de una serie de despidos y flexibilizaciones en el campo laboral que desde diciembre de 2015 no cesan. Los trabajadores y trabajadoras están en permanente contienda con la pérdida del poder adquisitivo de su sueldo frente a la suba del dólar, con los indiscriminados aumentos en las tarifas, con la inflación.

Hablamos también de un modelo político que cierra con ajuste y represión. Porque volvieron las cazas indiscriminadas de manifestantes en actos contra el gobierno. También volvieron los “sinceramientos”, o los llamados al “esfuerzo para salir adelante”, que solo apuntan a los sectores trabajadores, porque tenemos claro a quiénes afecta el tarifazo y a quienes beneficia el blanqueo, por ejemplo.

“En la Argentina gobernada por la derecha, desde la elección de Mauricio Macri en 2015, ha reducido los gravámenes sobre las empresas y los activos para trasladarlos a otros sectores”, indica un artículo publicado por Bernard Duterne en LE MONDE diplomatique este mes. Las presiones tributarias se trasladaron a los sectores medios y bajos.

De todas formas, -y aunque tardó-, el punto de inflexión entre Macri y la clase media llegó. Las jornadas de tensión de diciembre en el Congreso, donde se aprobó la Reforma Previsional, marcaron un distancia entre un grupo que hasta el momento seguía manteniendo afinidad con el oficialismo.

Una encuesta realizada por la Universidad de San Andrés reveló datos que encendieron las alarmas en la mesa chica del oficialismo. A comienzos de 2016, tras haberle ganado el ballotage a Scioli, Macri contaba con un índice de aprobación superior al 70%. Hoy, dos años después, quienes aceptan su gestión, rondan un 45%, y quienes la desaprueban llegan casi al 55%. Durante el año pasado se logró cierta “estabilidad” económica acompañada de obra pública, pero luego de haber ganado las elecciones de medio término en el mes de octubre, fueron implementados nuevos tarifazos y se llevó al Congreso la Reforma Laboral (que en campaña habían desmentido), lo que explica la caída de más de diez puntos en pocos meses. Recortarle plata a jubilados, pensionados y veteranos de Malvinas no les salió gratis, la que se ahorraron ajustando, la están pagando políticamente.

Fuente: UdeSA / Clarín

Los comerciantes y empresarios también se están viendo afectados por los tarifazos. Un informe de la Asociación de Empresarios Nacionales (ENAC), reveló que 9 de cada 10 PyMES considera abusivas o desproporcionadas las tarifas de los servicios regulados. Para la medición, fueron relevadas¡ 275 empresas de 22 provincias. Además, sólo un 4,22% de las empresas consultadas se muestra de acuerdo con el precio de los servicios.

 

Fuente: ENAC

 

Fuente: ENAC

>> MIRÁ LA ENCUESTA COMPLETA

La efectiva máquina comunicacional del macrismo apuntó toda su artillería contra los docentes. En campaña, antes de ser gobernadora, María Eugenia Vidal, afirmaba que un docente “no podía ganar menos que $40.000 mensuales”. No sólo no se acercó a esa cifra, sino que les ofrece aumentos por debajo de la inflación proyectada por el BCRA. En su primer año de gestión, el aumento fue menor al que habían recibido el año anterior. Un docente ingresante no llega a cubrir el salario mínimo ni la canasta básica.

Fuente: Chequeado / Ministerio de Educación de la Nación / Centro CIFRA CTA

En las últimas horas, el Ejecutivo mandó al Senado un proyecto de reforma laboral. Es una de las iniciativas más cuestionadas, y tras un intento de “diálogo”, solo se presentaron algunos puntos consensuados con dirigentes de la CGT. El más polémico, es la creación del fondo de cese, administrado por sindicatos y empresas, que reemplazará a las indemnizaciones tradicionales. Esto implica que cuando un empleador despida a un empleado, el monto indemnizatorio sea acordado entre ambas partes, sin interventores. El Ministro de Trabajo Jorge Triaca, explicó que el fondo busca “generar un vínculo entre trabajadores y empleadores que priorice el consenso”.

La reforma, también incluye el blanqueo de trabajadores y trabajadoras que estén en negro. Sin sanciones a las empresas o empleadores.

Las cartas ya fueron jugadas. Entendemos de qué lado está el gobierno y su posicionamiento ante el campo popular. También se demostró su incapacidad de resolver conflictos sociales, las balas de goma pueden dispersar a un puñado manifestantes, pero no erradicar el problema de fondo. El descontento con el macrismo no para de aumentar, sectores políticos que se mostraban irreconciliables comenzaron a mirarse de reojo pensando en un frente electoral que pueda capitalizar a los votantes del cambio decepcionados.

 

“Sensibilidad e imaginación en base para ver, ver base para apreciar, apreciar base para resolver, y resolver base para actuar” Juan Domingo Perón.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top