Opinión

Día del trabajador con aire a Santiago Maldonado

FOTO: EnfoqueSUR

Un día que era de festejo pasó a ser un recuerdo en la memoria de lxs Argentinos y parece que todo va de la mano, ¿no? Cada mirada que echamos a los diarios llevan el sello de la derecha.

Hoy se cumplen 9 meses de la desaparición forzada (seguida de muerte) de Santiago Maldonado. El joven que mantuvo en vilo a la mitad del país. Un joven trabajador que hacía artesanías para ganarse la vida y tatuador en práctica, de pensamientos colectivos que solo querían el bien común para el mundo. Pareciera que jóvenes como Santiago son el gran estorbo en los intereses de la derecha ya que sus pensamientos hablan de una sociedad reveladora ante el poder capitalista neoliberal y son los nobles pensamientos una semilla de ejemplo en la gente que siente inquietudes contra estos.

Claro que el gobierno eso lo sabe muy bien, son expertos en leer a la sociedad con manuales de bolsillo hechos por Durán Barba pero eso no alcanzó. No alcanzaron los relatos de Carrió. No alcanzó decirnos que estaba con la RAM. No alcanzó decirnos que era un hippie que estaba de vacaciones en Chile. No alcanzó hacer un festival de divisiones en la sociedad. No alcanzó el insulto a la familia hecho por trolls de Marcos Peña. No alcanzó ninguna de sus canalladas para hacernos saber que gendarmería es responsable como así también lo es la ministra favorita que asciende gendarmes vinculados con la desaparición de Santiago Maldonado, Patricia Bullrich.

Y ¿Por qué este día del trabajador lleva el aire de Santiago?

Creo yo que por muchas razones este día va más allá en reflexión. Santiago era un pibe trabajador para sus sueños y este gobierno atenta contra cualquier trabajador y trabajadora con sueños. Sino, miremos a lxs científicos que vuelven a irse del país, esos que en 2004 volvieron con el sueño de un estado interesado en ellxs y se hizo posible. Lxs despedidxs del hospital posadas. Lxs docentes que hoy sufren la indiferencia de la gobernadora María Eugenia Vidal.

Mauricio Macri y su equipo son los grandes destructores de sueños.  Todo aquel que cumplió su sueño, como poner un restaurant, un local de ropa o un almacén familiar hoy se ven tristes al dejarlos porque te ahogan con las tarifas de luz, gas y agua.

Destruyen a lxs jóvenes que hoy piensan en dejar de estudiar para colaborar en sus hogares abandonando así sus sueños de ser. Los únicos sueños que no destruyen son los propios, actuando de forma individualista.

Sin más que hilar:

-Seguimos exigiendo verdad y justicia por Santiago Maldonado.

-Seguimos exigiendo tierra, techo y trabajo.

Cómo dije al principio, todo va de la mano, ¿no?

 

Santiago Maldonado presente. Ahora y siempre

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top