Actualidad

Descenso de la distribución del ingreso en la Argentina

 

Por Hugo Aravi

Según recientes datos publicados por organismos privados y otros que se deducen de cifras oficiales del INDEC, la distribución del ingreso ha retrocedido a 6 años. Desde el discurso oficial de la alianza Cambiemos-Coalicion Civica- UCR se trata de la primera etapa de un plan de ajuste que pretende ser profundizado por sectores liberales más ortodoxos, de allí la renuncia de Prat Gay y la asunción del nuevo ministro Dujovne promete realizar avances más drásticos (reforma laboral, reforma previsional, reducir aún más el gasto social, por solo nombrar algunas) bajo el modelo neoliberal implantado en diciembre de 2015.

El retroceso mencionado significa que la población perdió participación en el reparto de la riqueza. En el tercer trimestre de 2016, el 20 por ciento más rico acumuló el 48,4 por ciento de los ingresos de la economía y el 20 por ciento más pobre se quedo se quedo con el 4.3%. Esta tendencia es similar a la que medía el INDEC en tercer trimestre del año 2010. En ese año, el 20% más rico embolsaba el 49% de la riqueza y el 20 por ciento más pobre, apenas el 4.1.

Las cifras mencionadas han venidas acompañadas de una tendencia negativa en las principales variables económicas desde enero de 2016. La inflación, uno de los caballitos de batalla del discurso oficial, ha aumentando hasta el 40 % depreciando considerablemente los salarios de los trabajadores, hecho que tiene un efecto directo en la caída del consumo popular.  Ha sido considerable la caída de ventas en supermercados y negocios, las caídas en los diferentes rubros ha oscilado entre el 10 y el 15%. Esta caída en el consumo lógicamente afecta a los sectores de menores ingresos quienes destinan la mayor parte de su salario a alimentos. También afecta a los pequeños y medianos empresarios quienes al no recibir las ganancias del consumo popular no pueden afrontar los gastos  de los aumentos de luz que oscilaron entre los 300 y 400%, aumentos  propiciados por los tarifazos acordados entre el gobierno actual y las empresas de servicios.

Pero mientras el pueblo trabajador soporta a sus espaldas este modelo de hambre y exclusión, el gobierno se ha encargado que sus socios principales (mineras, compañías agroexportadoras, bancos y grupos industriales) reciban los principales beneficios. Desde enero acudimos a reiterados anuncios de bajas o eliminación de las retenciones a dichos actores económicos, esto es se le deja de cobrar o se le baja  el impuesto a las ganancias que obtienen en base a la riqueza del suelo argentino. Esto que suele llamársele transferencia de recursos del estado de los sectores donde esta menos concentrada a la riqueza a donde la está, conforma una decisión de política económica. Para tomar solo como ejemplo un  indicador, ha aumentando el consumo de camionetas Hilux en el mercado de venta de  automóviles, mientras que el resto de las marcas presentaron caídas, está marca consumida preferentemente por sectores de altos ingresos  ha elevado sus compras exponencialmente.

Noticias relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *