Política

#21F | ¿Por qué se marcha?

La imagen de Mauricio Macri está en su peor momento. El país atraviesa una situación de protesta constante por los tarifazos, los despidos y la inflación. Mañana, cientos de miles de personas se concentrarán en la Ciudad de Buenos Aires para manifestarse contra las políticas de ajuste del gobierno de Cambiemos

El próximo miércoles 21 de Febrero se realizará en el corazón de la ciudad porteña una masiva movilización gremial contra las políticas económicas del gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal. Participarán Camioneros, las dos CTA, ATE, La Bancaria, Suteba, Empresarios Nacionales, parte de la CGT, organizaciones políticas y diversos sindicatos.

El foco de la protesta estará centrado en las paritarias y en los aumentos previstos para el corriente año: Exigen que supere la inflación y se que incluya cláusula gatillo, ya que el objetivo inflacionario que propuso el gobierno, de 15% para el 2018, está cada vez más lejano, solo en Enero alcanzó el 1,8% y se esperan más tarifazos y aumentos para antes de mitad de año.

FUENTE: INDEC

La situación de María Eugenia Vidal con los docentes también se encuentra en estado de tensión, la Gobernadora llamó a diálogo para fijar las paritarias tan solo dieciocho días antes del comienzo del ciclo lectivo, a pesar que desde Suteba pidieron comenzar las negociaciones en noviembre del pasado año. El Frente de Unidad Docente (FUD) rechazó el aumento del 15% sin cláusula gatillo ofrecido por el gobierno y acusaron a Vidal de “dilatar la convocatoria especulando con el comienzo del año lectivo”. Piden un 20% de base.

Los trabajadores bancarios se encuentran durante su segundo día del paro de cuarenta y ocho horas, convocado en rechazo al aumento ofrecido por los bancos de un 9%, muy por debajo de las expectativas de inflación del Gobierno y el Banco Central. El titular de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo, pidió disculpas a la población por la medida tomada, pero siguió adelante y ratificó su adhesión a la movilización convocada por el líder de Camioneros, Hugo Moyano.

Por la CGT, participará solo uno de los tres triunviros. El titular de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, será el dirigente de la CGT que acompañará a Moyano, mientras que Luis Barrionuevo (Gastronómicos) y Carlos Acuña (Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios), no asistirán a la movilización. Tampoco lo hará Victor Santamaría, titular de Encargados de Edificios, quien es un fuerte crítico al gobierno macrista.

Además de los mencionados, también se adhirieron al reclamo los Canillitas, de Omar Plaini, Estatales de la Ciudad de Buenos Aires, de Amadeo Gente, Judiciales de Julio Piumato, Panaderos de Abel Frutos y Peajes de Sergio Sánchez, según informó Chequeado.

Desde el oficialismo y los grandes medios de comunicación no tardaron en deslegitimar la movilización, atribuyendo las causas a una disputa personal entre Hugo Moyano y el Gobierno, luego de que la justicia haya imputado al líder de Camioneros y a su hijo Pablo por una causa de lavado de dinero en el Club Independiente.

Sin embargo, la realidad indica que el año comenzó con miles de despidos en el sector público que seguirán profundizándose durante los próximos meses, el dólar se encuentra en su valor más alto, la inflación supera ampliamente las paritarias, Ministros de Macri se vieron involucrados en escándalos de corrupción (uno de ellos tuvo que renunciar), y desde los estadios de fútbol, -el deporte más popular del país-, ya comenzaron a sonar los cánticos contra el presidente. Entonces, ¿Es únicamente una disputa entre Macri y Moyano o es el malestar general de un país que eligió traducirse en una masiva movilización contra el neoliberalismo?


¿Qué dicen los protagonistas?

El jefe de Camioneros, Hugo Moyano, explicó que la movilización de este miércoles se debe a que el gobierno “no cumplío” y que “ya no sirve dialogar”, y agregó “la gente está sufriendo necesidades, perdiendo el poder adquisitivo de los salarios, lo que pasó con los jubilados. La gente está muy disconforme con lo que está pasando y esto genera este llamado a la movilización”.

En cuanto a su relación con el presidente Mauricio Macri al momento en que este se encontraba al frente de la Jefatura del Gobierno porteño, dijo: “Teníamos muy buena relación, siempre encontrando solución; después se cortó” y acotó: “Cuando no hay solución para qué sirve el diálogo”.

El secretario general de la CTA, Hugo Yasky, criticó fuertemente a los jefes sindicales que se bajaron de la marcha, diciendo: “Los que supuestamente se bajan de la marcha, se bajaron hace rato, pero no de la marcha: se bajaron del compromiso con la clase trabajadora, de la dignidad, de la necesidad de ponerle un límite a este Gobierno que ha sido tan duro con los más humildes”

Hebe de Bonafini por su parte se expresó a través de un video difundido en las redes sociales en el cual sostuvo: “Quiero aclarar que la marcha no es de Moyano, es de todos. Es de los que no tienen trabajo, de los que no quieren perder el trabajo, de los compañeros que están pidiendo las paritarias, de los maestros, de los médicos, de los pibes que tienen hambre, de los pibes chorros que los matan en los barrios, de las madres de esos pibes que piden justicia, de los presos políticos y de las mujeres”.

Federico Pinedo, presidente provisional del senado se refirió con estas palabras a la marcha del 21: “Es una marcha contra los jueces, para que no actúen; es una marcha sin destino”. Además agregó: “Si mañana se moviliza una gran cantidad de personas, implica que sectores ligados a Moyano, el trotskismo y el kirchnerismo tienen capacidad de movilizar gente con distintos recurso. Implica que en la Argentina todavía hay gente que cree que se pueden hacer movilizaciones contra los jueces y contra el Estado de Derecho”.

El ministro de trabajo, Jorge Triaca, aseguró que marchan por “motivos personales”. “El paro es convocado con argumentos que no compartimos porque no se condicen con la realidad. Hablan de una situación del empleo que no tiene nada que ver con lo que informa el INDEC, que hay una recuperación en el empleo”.

Luis Barrionuevo, titular de la UTGHRA dijo al diario La Nación: “No voy a la marcha. Se desvirtuó todo. Eso está decidido. La idea es hacer público un documento explicando por qué”.

 

*Por Bruno Basile y Manuel Torres

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top